Para atraer a una persona

Videncia Pura te trae un poderoso ritual para atraer a una persona.

Las personas se sienten atraídas por otras sin que esas preferencias puedan ser interpretadas al cien por cien. Siempre hay un lado misterioso en los lazos que se establecen entre los seres humanos. Es como si se descubriera una canalización oculta a través de la cual circulan los mensajes en el diálogo del amor.

Muchas veces se descubre que una relación satisfactoria y prolongada en el tiempo tuvo un inicio problemático y dubitativo. Como si lo más difícil resultara arrancar con ella y no, en cambio, el implacable avance del tiempo. El mismo que sabe convertir cualquier cosa en penosa rutina.

En estos casos un ritual de amor a tiempo puede facilitar la evolución más rápida de los acontecimientos.

¿Cómo hacer el ritual?

Para este ritual necesitamos una vela roja, un vaso de base ancha y de cristal transparente, un paño blanco y un cuarto de litro de agua de rosas. Situamos la vela roja en la parte central de una mesa delante extendemos el paño blanco (fibra natural de lino o algodón) sobre ella situamos el vaso con el agua de rosas.

Después procedemos a encender la vela y sobre un pequeño fragmento de papel de contornos irregulares escribimos en tinta negra los nombres de las dos personas que queremos unir. Sin doblar el papel se sube a la llama para que se queme, dejamos que caiga la ceniza del papel sobre el agua de rosas y removemos ligeramente con el dedo índice. Se deja consumir la vela y cuando haya terminado se puede dar por finalizado el rito.

El amor es la emoción humana más compleja que tiene capacidad para motivar y dar sentido a la totalidad de una vida. Esta importancia lleva asociada como consecuencia inmediata que hay que manejar con mucho cuidado las interferencias y cosas que la afecten.

El sentido ético de la magia blanca es el fundamento sobre la que hay que sustentar las actividades que con ella se realicen. Hacerlo de otra forma es desvirtuar su sentido profundo e impedir sus mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *