Anís. Uso Esotérico

Anís: propiedades y usos esotéricos

¿Sabes para qué rituales y beneficios puedes usar esta planta tan común?
El anís es una planta que normalmente es usada con fines culinarios pero también tiene beneficios medicinales y hasta esotéricos. Generalmente se utiliza su aceite y sus semillas, pero también son muy útiles la raíz y las hojas, sobre todo para el fin medicinal.
El anís tiene muchísimos usos para nuestra salud. Bebido en infusión o té se utiliza como antiséptico para el tratamiento de la tos, el asma, y bronquitis, pues ayuda a aflojar las flemas de los pulmones. 
También se utiliza para tratar problemas digestivos. Es un gran remedio contra cólicos, la diabetes, el reumatismo, combate gases, acidez, gastritis, reflujo y otros malestares estomacales. Gracias a un compuesto llamado atenol, favorece la digestión. 
Además, tiene un efecto sedante, ya que ayuda a calmar los nervios, la ansiedad, a bajar los niveles de estrés y en general para no sentirnos tan cansados y neurasténicos con el arduo día a día.
Por si fuera poco, también tiene efectos analgésicos y antinflamatorios, usado en compresas en la piel, pues cura afecciones de la piel como picazones, hinchazón e inclusive, sobre el rostro puede tratar y aliviar el tan molesto acné.
Añadiendo a sus propiedades digestivas y debido a sus poderes analgésicos, el anís también se ha utilizado tradicionalmente para regular el ciclo menstrual en las mujeres y ayudarles a aliviar los dolores menstruales.
Otro peculiar uso que se le ha dado al anís bebido en té o infusión es que ayuda contra el insomnio, ya que se dice que tiene un poder sedativo. No obstante, se advierte que no hay que beberlo en exceso y sobre todo, evitarlo si se está embarazada.
No obstante, así como tiene muchos usos en la cocina y en la medicina, en el mundo esotérico también ha cobrado fama por sus peculiares usos, sobre todo en rituales de limpieza y protección. ¿Quieres conocer más datos?
El anís es usado en muchos rituales de protección donde se dice que su fuerte aroma desvía las malas energías e influencias negativas, alejando todo lo que nos quiere hacer daño.
Estos rituales también pueden ser para buscar purificación o limpieza no sólo de uno mismo, sino de algún espacio. Se cree que ayuda a cubrirnos de un aire de positividad y de bienestar.
También se usa en rituales o procesos donde busquemos eliminar algún bloqueo u obstáculo que tengamos en la vida. Se usar para abrir caminos, opciones, desbloquear elementos que se encuentren trabados, como alguna mala suerte en el amor o los negocios.
El anís también supuestamente quita el mal de ojo. Se cuelgan hojas verdes de anís en una habitación o se hace una infusión muy concentrada de anís y se vierte en el agua de la tina donde luego la persona se dará un baño de purificación. 
Las hojas verdes de anís colocadas en una habitación, ahuyentarán el mal, mientras que otros creen que si se colocan semillas de anís en una bolsita y las pones bajo tu almohada, te protegerá contra pesadillas y malas noches.
Si guardas una estrella de anís en tu cartera, se dice que ayudará a que conserves siempre algo de dinero – que nunca te falte. Y por otro lado, si lo portas como amuleto, dentro de una bolsita roja, te protegerá contra las envidias externas y la mala vibra de la gente.
Otra peculiar creencia es que potencia las dotes de clarividencia de alguien y que por ejemplo sirve para brindar ayuda y consejo en juegos de azar, para ‘confiarte’ qué debes hacer en algún casino, concurso, lotería o rifa.
También por sus dotes de protección, si utilizas hojas de anís en tu espacio de trabajo al practicar algún ritual o inclusive durante una sesión de meditación, las hojas protegerán tu espacio sagrado de cualquier problema y líos o adversidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *